Las pérgolas de madera o aluminio como elemento de la terraza o jardín

Las pérgolas son estructuras que pueden ser de aluminio o de madera, compuestas por postes o columnas y travesaños o guías. Sobre esta estructura y con el objeto de dar sombra, se le instala una lona.

Existen distintos tipos de lonas para pérgolas que se pueden usar. Cada tipo de lona ofrece unas ventajas y desventajas:

  • Lonas impermeables, para disfrutar del espacio con la garantía de que no entra agua por la lona. Son lonas de PVC que garantizan que no pasa el agua.
  • Lonas acrílicas, para disfrutar del espacio todo el año. Ofrecen resistencia al agua, con buenas cualidades térmicas. Recomendadas para lonas en pérgolas pensadas para verano.
  • Tejidos microperforados, ofrecen las mejores características térmicas, maximizando el paso de luz y reduciendo el efecto invernadero que se producen en otras lonas.

Puedes visitar esta página si deseas leer más sobre tipos de lonas de toldo y pérgola.

Pérgolas de madera

Este tipo de pérgolas, además de ofrecer sombra, son uno de los elementos decorativos más bonitos que pueden instalarse en un jardín.

La madera y los materiales utilizados en su construcción son muy diversos y la decisión entre unos y otros dependerá de los usos y las condiciones a las que esté expuesta la pérgola. Entre las maderas más recomendadas, podemos encontrar el pino o el cedro, que son muy resistentes tanto al clima, como a insectos o deformaciones.

Otro ejemplo de pérgolas de madera se puede ver en la siguiente fotografía, pero con la diferencia de que en este caso es un techo fijo de tela. En esta pérgola podemos ver diseño y funcionalidad creados de una forma muy sencilla. La tela de la pérgola es microperforada, permitiendo una mejor ventilación.

Pergola de madera terraza

 

Pérgolas de aluminio

Pérgolas para terraza de aluminioLas pérgolas de aluminio tienen unas funcionalidades similares a las de madera, aunque su presencia y estilo, no tienen nada que ver. (y tampoco su precio, evidentemente).

Existen diferentes acabados y tamaños de estructura, pero lo habitual es que se fabriquen con perfiles de aluminio de secciones de 80×40 mm o superiores: 100×100, 90×50,… que le dan una resistencia a la intemperie muy fuerte. Esos perfiles se ofrecen en muchos colores, pudiendo escoger el que mejor se adapta a nuestro entorno.

Sobre esos perfiles se instala la estructura de la lona de la pérgola, que habitualmente corre por unos raíles o guías y se puede abrir o recoger a nuestra elección. La lona puede ser de cualquier tipo de lona acrílica, PVC o microperforada.

Por supuesto, las pérgolas se pueden motorizar y automatizar. De esta forma se puede facilitar mucho la apertura y el recogido de la pérgola. En el siguiente vídeo puedes ver un ejemplo. En este caso es una pérgola impermeable con motor:


¿Quieres conocer más sobre toldos?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies